miércoles, 17 de febrero de 2016

EXIGENCIAS

¿cuantas veces nos hemos cabreado porque los de enfrente ya sea, pareja hij@s, padres amig@s...no
nos entienden, no nos respetan, no nos abrazan un largo etc.......?Somos unos incomprendidos verdad?
Yo misma me he visto en esa situación millones de veces, quejándome por cosas que los demás no hacen, hasta que un día una persona me dijo ¿y tu lo haces?

Nos quejamos de que llegamos a casa y necesitamos un abrazo pero no nos lo dan, y entonces nos cabreamos porque no nos lo han dado.
Pero quien es la que lo necesita? yo!
Entonces mi deber esta en ir y pedirlo, claro que siempre pensamos que los demás saben por ciencia infusa lo que nosotros necesitamos o no necesitamos en cada momento
ERROR!
Si quieres algo pídelo, si algo no te ha sentado bien expresarlo.
Cuando nos comunicamos desde la exigencia o desde el enfado es muy difícil que la otra persona este receptiva a escuchar el mensaje y mucho menos a aceptar tus exigencias.
Pero cuando nos comunicamos desde la necesidad, desde el corazón.
desde las emociones, la otra persona estoy segura de que empatiza y responde de una manera mucho mas positiva.
Así que en vez de echar en cara cosas, o gritarlas, o exigirlas. Prueba a sentarte, a abrir tu corazón y a relacionarte desde ahí.
A decir, hoy he tenido mal día, necesito un abrazo.
Ya veras como lo recibes.
O prueba a entrar por casa y darlo simplemente.

Muchas veces queremos que los demás resuelvan nuestras carencias sin ni siquiera comunicarlas, y en muchos casos sin ni siquiera nosotros mismos ser capaces de ver que nos esta pasando.
Por eso, cuando sentimos emociones que nos desbordan, en este caso suele ser la rabia, respiremos y preguntémonos, si es nuestra o de los demás,
Porque solemos atribuírselo a los demás, "es que no se quien no hace no dice o no me mira como yo espero", volvemos a las expectativas.
Pero y tu? te tratas te cuidas y te mimas a ti mism@ de la misma manera que exiges a los demás?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada