viernes, 19 de febrero de 2016

TRISTEZA

Esa emoción de la que todo el mundo huye tan necesaria para vivir, y tan rechazada.
Ayer me preguntaba cuantas veces preguntamos a la gente ¿que tal todo? como pregunta a la que no cabe otra respuesta que no sea "bien."
¿Cuantas veces habéis tenido ganas de llorar y  os habéis reprimido ?
Y se forma un a especie de dolor en la garganta al intentar aguantar.
¿Cuantas veces sin saber muy bien la razón te levantas triste y te sientes culpable por estarlo?
¿por qué la tristeza esta mal vista?
¿Cuantas veces os han visto llorar vuestros hijos? ¿o vuestros amigos/parejas/padres?
¿cuantas veces le has dicho a alguien no llores?

Aquí con esta frase nació mi necesidad de expresar, y de decirle al mundo LLORA!!!
Llora cuando te salga de las narices, llora cuando lo necesites, comparte tus lagrimas si quieres o llora a solas, en la ducha o agarrándote a un cojín. Pero llora siempre que lo necesites, llora suelta descarga. Y luego como las pantallitas de la tablet pasa a la siguiente pantalla.
El problema de la tristeza, no es sentirse triste si no anclarse en ese estado . Esta emoción regulada es necesaria, si no se regula es como una vaso de agua que acaba desbordando.


La gestión de la tristeza con nuestros hij@s, o con los niños en general.
Yo hablo de hijos porque es lo que me toca de cerca, pero hay gente que no es capaz de llorar delante de nadie, por vergüenza o por sentirse vulnerable.
Otra vez asociamos determinadas emociones a la debilidad...ERROR!
Yo lloro, y con frecuencia.
Mi hijo, me ve llorar y lo ve como algo natural.
Quiero que mi hijo vea algo normal llorar.
La primera vez que me vio llorar, le explique :
- "cuando estas muy triste, el corazón esta triste, y la manera que tenemos de limpiarlo es llorando. "
-¿que son las lagrimas?
-agua amatxu
-y el agua que hace?
-limpiar
-pues eso es lo que hacen las lagrimas con el corazón, lo limpian.
Y mi peque lo tiene totalmente integrado.
Los adultos también lloran. Y no pasa nada, es una emoción como cualquier otra.
Llega, la sentimos, la dejamos ir.

Procuro expresarle como me siento cada día, si estoy cansada, si estoy triste, contenta, enfadada por algo que me ha pasado...
Todo de manera natural y adecuado a su edad, claro.
Desde mi punto de vista, saber da tranquilidad, quiero decir, que si él ve que me meto en la habitación y lloro, pero intento taparlo, él se da cuenta de que algo esta pasando y no sabe qué.  Se preocupa, ( porque si los niños también se preocupan y se dan cuenta de absolutamente todo ) y eso les hace desconfiar, ¿qué esta pasando que no me lo cuentan?
Sin embargo cuando explicas con normalidad,( y os pongo de ejemplo la ultima vez que he llorado) Fue hace pocos días recordando a mi ama. Me metí en la habitación y le expliqué que estaba triste porque echaba de menos a Amama.
Él me abrazo y se fue a jugar a la sala.
No hubo mas drama igual que no lo hay cuando llora él por frustración, por rabia o por tristeza.
Nos limitamos a abrazarnos y a respetar el momento de la otra persona.
Ni mas ni menos , sin, ni mas ni menos importancia que la que tiene el estar contento.

Gracias a mis amig@s y mi pareja que me hacen cuestionarme las cosas( cosa que me encanta).
Hubo un día en el que me surgió la duda, de si era bueno que mi peke, me viera llorar 1 año después de haber fallecido mi ama.
Lo dudé.
Y llegue a esta conclusión:
Creo que la tristeza no caduca, que puedes seguir echando de menos a alguien mucho tiempo. No hay fechas establecidas para curar el dolor de la perdida, o para llorar simplemente porque lo necesites.
Porque así el día de mañana, cuando el tenga una perdida  o un duelo.. sea cual sea y por lo que sea, no creerá que es irracional sentirlo 6 meses, un año después o  después del tiempo que sea .
Tiene todo el derecho a sentirlo sin sentirse culpable por ello..
¿vosotr@s que pensais?
Y por cierto de esto ultimo hablaremos la semana que viene... LA CULPA.
Compañera de mochila  que pesa y mucho, nos encorva los hombros haciendo que no vayamos erguidos por la vida.

UN BESITO Y BUEN FINDE A TO2!








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada